El proyecto Aizu! en los medios de comunicación: la revista Aizu! de AEK.

“Es normal que la juventud sea conflictiva, pero no problemática”

El proyecto Aizu! interviene con l@s jóvenes desde el 2007. Su objetivo es el de hacer frente a las dificultades en el desarrollo del/de la adolescente, así como impulsar factores de protección como son la autoestima o las habilidades sociales.El nombre para el proyecto  lo eligieron por el modo de dirigirse a los jóvenes en euskara (Oye!).

 

jovenes

 

Aizu! es un servicio que promueve el Ayuntamiento de Barakaldo y lo desarrollan trabajadoras de la Fundación Etorkintza. El proyecto se lleva a cabo en la mayoría de centros del municipio, tanto en los públicos como en los privados. Acompañan a la coordinadora, cinco miembros:dos asesoras y tres educadoras.

Las asesoras intervienen con el profesorado, tutor@s y miembros de la dirección de Primaria y Secundaria, es decir, con las figuras que están en contacto con el alumnado.  En función de las necesidades, las asesoras organizan talleres que imparten las mismas educadoras, con el fin de transmitir información y distribuir material diverso. La educadora es la figura referente para el alumnado en el centro.

Las educadoras intervienen fundamentalmente con jóvenes de Secundaria, tanto en los centros como en el local de Aizu!. En los centros tienen un punto de información para distribuir carteles, dípticos y diversos materiales (para informar sobre drogas o sexo, o cualquier otra necesidad que pueda surgir); también intervienen en las horas de recreo y en el comedor, a fin de detectar situaciones de peligro o establecer relaciones de confianza con l@s alumn@s, aunque algunas veces hayan tenido que abordarlos directamente: “Es importante que l@s jóvenes confíen en nosotras, ya que, a menudo, se encuentran ante problemas o dudas y no saben cómo enfrentarlos o con quién compartirlos”.

punto de información

Las educadoras de Aizu!, tienen muy claro que su presencia en los centros es muy necesaria, pero también se han dotado de un local en el centro de la ciudad “porque los verdaderos problemas y dudas comienzan cuando terminan las clases”.  De ese modo, algun@s jóvenes acuden al local de Aizu! para contactar con la educadora que han conocido en el centro, pero “se atreven menos de lo que querríamos, les cuesta muchoEn algunos casos, puede ser una buena salida, porque les urge desahogarse, pero el horario de atención del local es de tres tardes a la semana”. A fin de ofrecer una atención más completa hemos creado el blog aizu.barakaldo.org

 

Por tanto, de momento la actuación de Aizu! se circunscribirá al ámbito educativo. El centro podrá solicitar una intervención concreta en función de las necesidades del/de la joven, o una intervención grupal, como por ejemplo, un “taller sobre el ciberbullying”. En caso de que un/a alumn@ esté a punto de ser expulsad@, se realizan tres sesiones para reflexionar sobre la situación que se ha producido. En este caso habría que firmar una especie de contrato. Por otro lado, existen también medidas alternativas a las sanciones económicas que se realizan en el local: “L@s menores de 16 años pueden optar por la realización de un taller sobre el botellón, taller sobre el botellón para no pagar la primera sanción. No se libran, sin embargo,  del castigo: la bronca en casa, y la obligación de asistir al taller. Les animamos a reflexionar sobre las razones que les han impulsado a actuar de esa manera, y cuál ha sido el fin; sobre los riesgos que entraña el consumo del alcohol; sobre el consumo responsable, etc. En definitiva, nos esforzamos en promover el pensamiento crítico”.

mezclas anfetas

Las preocupaciones de l@s jóvenes giran en torno a las relaciones familiares y de amistad, así como en torno a problemas relacionados con la autoestima y con los estudios. Ocurre, asimismo, “que una vez analizada la razón que les ha llevado hasta nosotras, la reflexión desemboca en un problema diferente”.  Si el asunto en cuestión supera el ámbito de actuación de Aizu!, o requiere una intervención más específica, el caso se deriva hacia el ámbito correspondiente.

Las educadoras de Aizu! estiman que la juventud actual no es más conflictiva que la de tiempos anteriores: “En definitiva, los temas que les preocupan no difieren de los que preocupaban a los de generaciones anteriores: les preocupa que les quieran, qué rol desempeñan en el grupo de amig@s, si son suficientemente madur@s, etc. La adolescencia es una etapa vital de grandes cambios. Es normal que la juventud sea conflictiva, pero no, problemática. En la gestión de los problemas de la juventud, la pelota se encuentra en el tejado de los adultos. El verdadero problema sería la ausencia de problemas”, ya que, parece ser que los problemas que la juventud manifiesta “no son más que el reflejo de sus problemas internos”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.